Pueblos

Iglesia de Santa María (Catedral)

Idanha-a-Velha

Idanha-a-Velha

La configuración actual de la iglesia se debe a los trabajos de restauración promovidos por Fernando de Almeida. Esta restauración recupera la iglesia de finales del siglo XVI, época que pone fin a obras sucesivas, aunque la intención era la de acercar el templo a su forma primitiva. El lugar elegido para implantar este templo tiene una larga tradición de sacralidad. En el siglo IV o principios del V se construyó aquí (o se adaptó) un edificio de culto. A mediados del siglo VI se construirá un nuevo edificio de culto cristiano cerca de este. La nueva construcción es, presumiblemente, simultánea a la elevación de la ciudad a dignidad episcopal, en fecha incierta, durante el dominio suevo. Durante el dominio musulmán se construirá la iglesia que es la matriz arquitectónica del edificio que ha llegado hasta nuestra época. La comunidad local mozárabe levanta el templo a finales del siglo IX, cuando la diócesis se restauró momentáneamente. Esta notable pieza arquitectónica del arte mozárabe atestigua la vitalidad de la ciudad en la época musulmana. Más tarde, el templo parece convertirse al culto islámico. Se conocen vagamente los cambios del edificio para adaptarlo al nuevo culto. A mediados del siglo XIII estaba en ruinas. Los Templarios recuperaron parte de las ruinas para hacer aquí su iglesia, dedicada a Santa María. Parece que se debe a esta recuperación, y no a la de finales del siglo XV y principios del XVI, la forma cristalizada que el edificio muestra hoy en día. Esta reforma consolida el límite norte del espacio de culto, introduce un campanario sobre el lado naciente del frontón de la fachada norte, formado por dos arcos simétricos de medio punto y una pequeña mirilla en la parte superior. En el lado noroccidental se abrieron las puertas principales. Desde 1497, por orden de D. Manuel, gobernador de la Orden de Cristo, da inicio una nueva campaña de obras.